Camas… Y la necesidad de un masaje

Hoy estaba yo pensando en la cantidad de camas por las que he pasado en cuestión de un mes. Voy a hacer memoria:

– A principios de mes dormí casi 15 días en la cama de mi madre.

– Cuando fuimos a Praga, en la del hotel, obviamente.

– Al volver, estuve de “acogida” en casa de mi chico.

– Luego, en casa de la amiga de mis padres, primero compartí la cama grande con mi madre, después dormí en la pequeña.

– Más tarde me tocó hacer noche en el sofá unas noches.

– Luego tuve la gran suerte de que me “adoptara” una semana mi tía. Siempre es estupendo pasar tiempo con mi mini-yo (ya os lo contaré otro día).

En total, siete camas diferentes. Alguna noche ha sido necesario un relajante muscular…

No veo la hora de volver a mi cama, es como un recuerdo lejano, un sueño… Hala que aunque sea entre escombros, el domingo duermo con ella, que me echará de menos….

Anuncios

Acerca de Psycoloca

Aleatoriamente Paralela! Ver todas las entradas de Psycoloca

2 responses to “Camas… Y la necesidad de un masaje

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: